Problem-solving Learning vs Educación Tradicional

De todas las disfunciones y errores del sistema educativo, quizás uno de los más gordos y graves es la metodología de aprendizaje-educación que utiliza el sistema educativo. Cuando uno piensa en la educación, uno tiene que responder al cómo debe ser la educación, es decir, mediante qué metodología de aprendizaje debemos de instrumentar en la práctica el acto educativo, y esta metodología es la metodología del “Dar el conocimiento”. Esta es la metodología básica del sistema educativo tradicional de España y de cualquier otro país del mundo. Y es la metodología de proveer el conocimiento, de aprenderlo de una manera teórica, no conectado a la práctica, los contenidos se aprenden por temas, astronomía, matemáticas, lengua, historia, se aprenden en orden, según la clasificación de ese tema.
Esta metodología es contraria a la vida y lo que es útil para esta, y existe una metodología de aprendizaje-educación que es justo lo contrario, es el Problem-Solving Learning. La metodología del Problem-Solving Learning se basa no en aprender por aprender, sino en centrarse en la práctica real de vida, en realizar proyectos, hacer cosas, y como parte del proceso de desarrollo y resolución del proyecto uno tiene que aprender e informarse sobre ciertos temas. En este caso los contenidos no se aprenden de una manera desconexa a la realidad, sino que se aprenden conectados a cuestiones y problemas reales de la realidad. De hecho esta metodología es de forma natural aplicada por cualquier persona. El proceso básico de la vida es hacer cosas, y para hacer esas cosas necesitamos conocimiento-información, cuando no sabemos cómo hacer algo nos preguntamos cómo hacerlo, o los buscamos en google. Y todo comienza con la vida, en la vida se tienen propósitos, para alcanzar esos propósitos se plantean ideas, planes, para realizar esos planes uno se encuentra con problemas, y tras encontrar un problema uno busca una solución. El aprendizaje es parte de esta secuencia natural de la vida, y no una parte inconexa. La motivación es una de las cosas más importantes en el aprendizaje, y la motivación que puede crear el aprendizaje más fuerte y sano es la motivación intrínseca o basada en interés, el interés que se tiene cuando uno ha identificado un problema que está relacionado con uno de los propósitos de su vida real. En la metodología de “Dar el conocimiento” lo que se estudia no ha sido elegido libremente como parte de un proceso para alcanzar algo que uno quiere, lo que se aprende ha sido impuesto obligatoriamente, uno no tiene interés, y con ello, el aprendizaje será fofo, débil, el proceso educativo está carente del nutriente necesario para hacer de este un proceso sano y fuerte. En la metodología de Dar el conocimiento se asume que lo más importante en el aprendizaje es dar el conocimiento, poner al chico en la clase y hacerle “pasar” por los contenidos, la realidad no podía ser más demoledora en este punto, 70% de lo que los profesores cuentan en clase se olvida, en parte porque las clases con formato de duración de 50 minutos no están hechas en función de los tiempos de atención del Sistema de Atención del cerebro, y esto es sobretodo porque los chicos no tienen interés. Por eso digo que la metodología de “Dar el conocimiento”, de poner al chico en la clase, obligarlo, ir sobre los contenidos de manera mecánica, en orden de clasificación científica, no según la utilidad práctica, y según problema concretos, es por eso que digo que esta metodología es contraria a la vida y la educación.

Anuncios

La gran lección de la vida que ha perdido la educación

La gran lección de la vida que ha perdido la educación es la idea de que los niños hoy en día son mimados, encaprichados, se le da todo, tienen de todo, se les sirve, se atiende la más caprichosa de sus peticiones. Sus llantos, quejas y deseos son condescendidos con relativa facilidad. Los niños hoy tienen todo y tienen de todo, y ellos no saben de dónde vienen las cosas, ellos no saben realmente lo que significa pagar por las cosas, ellos no saben que las cosas valen dinero, no saben de dónde viene el dinero, y por qué es que con dinero podemos adquirir casi cualquier cosa. La gran lección de la vida perdida por la educación es la falta de concienciación de los niños, de relacionar cómo todo lo tienen es gracias a los padres y los abuelos, y no solo me refiero a su casa, su cama, la comida, la ropa, los juguetes, la bici, etc, me refiero también a la seguridad, la seguridad de que no venga un criminal y te mate, o un ladrón y te apalee y te quite lo que tienes. Venimos al mundo, vivimos, y damos por sentado que lo que existe es lo normal, y si alguien no nos lo cuenta, jamás llegaremos a enterarnos de si no pagásemos por los policías y otros cuerpos de seguridad nuestras sociedades serían un caos, quizás induciendo al levantamiento de grupos extremistas que roban y matan sistemáticamente como hicieron los Nazis. Los niños no saben que los médicos se pagan, no saben que la educación se paga, de hecho esto no solo los niños sino también muchos adultos, a veces piden cosas como si la naturaleza las proveyera gratis.

Esta falta de concienciación crea un desequilibrio en la mente del niño, donde él no tiene el debido respeto hacia los mayores, si tú eres realmente consciente de que la vida que tienes es GRACIAS a tus padres, no solo en el sentido biológico, de que ellos te concibieron, sino que ellos son los que te proveen de todo lo que tienes, si eres verdaderamente consciente de eso, la única actitud que puedes tener ante ello es GRATITUD, agradecimiento, y jamás una actitud ofensiva, hostil, represiva, o rebelde. La vida es simple, si no te gusta lo que hay, ahí está la puerta, pero quejarte porque no te dieron suficiente tarta, pegar portazos y gritar porque no te compraron el móvil que querías, esa actitud es insolente, caprichosa, es insensata, no reconoce los hechos de la realidad, y el hecho es que ellos no están obligados a darte nada que ellos no quieran darte. A veces me impresiona ver la falta de respeto que existe desde los jóvenes hacia los mayores, pensándolo en perspectiva, todo el mundo a tu alrededor es gracias a los mayores, padres y abuelos que han trabajado toda su vida para pagar todos los servicios, infraestructuras, instituciones y demás para hacer una sociedad próspera, sin esta sociedad, lograda con el esfuerzo de los padres, sin esta sociedad ellos no tendrían nada, vivirían como un indígena de una tribu africana. Es cierto que no es condición agradecer algo que no se ha pedido, pero es digno de valor hacerlo, ya que tú te beneficias de ello. La parte de la lección más perdida de todo es de dónde viene el dinero, el dinero es simplemente un instrumento para facilitar el intercambio de bienes y servicios, lo que hace que tenga valor y que con ello se puedan adquirir muchas cosas es el hecho de que la gente trabaja día a día, levantándose cada mañana para crear, producir y proveer de bienes y servicios a la gente, esta es la respuesta a de dónde viene el dinero, la cuestión no es de dónde viene el dinero, sino qué es el dinero, y qué es lo que le da valor al dinero. De lo que se trata de verdad es de los cientos de productos y servicios, ya sean médicos, profesores, arquitectos, ingenieros, y los productos o servicios que crean, esta es la gran lección perdida, y esta la lección que todo niño tiene que aprender bien.

La actitud irresponsable, descuidada, caprichosa, de romper cosas, todo eso se desvanecerá cuando exista una conciencia muy clara sobre el hecho de que las cosas cuesta ganarlas.

Uno de los problemas para transmitir esta lección de la vida es que con palabras las personas no aprendemos realmente, lo que de verdad nos hace aprender son las experiencias. Quizás unas pequeñas charlas en momentos clave y puntuales, cuando el niño llore porque no le compra la consola, y explicarle que las cosas siempre hay que pagarlas, y que las cosas siempre tienen un coste, que nada es gratis. Decírselo a los niños, decirle, que no existe nada gratis, que las cosas siempre cuestan, decir que las cosas cuestan dinero es una forma de decirlo, pero esa expresión realmente no alcanza a describir la realidad tal como es, porque es el esfuerzo productivo lo que hace que crees cosas de valor, y son estos productos y servicios que tienen valor lo que hace que seas capaz de lograr un ingreso.

La causa de la falta de progreso en las ciencias sociales

Dedicarte a la misión de promover unas ideas que van a traer bien a la sociedad no es valioso. Cuando Jesucristo promovió sus ideas no fue valioso. Cuando Montesquieu promovió sus ideas, de la separación de los 3 poderes, no era una idea valiosa, los monarcas y gobernantes en el poder lo vieron como una amenaza, y lo consideraron una amenaza. A Jesucristo, los fariseos lo consideraron una amenaza. ¿Quién duda hoy del valor de las enseñanzas de Jesús, o de la idea de la separación de los 3 poderes, que impide la corrupción, permitiendo la paz, la felicidad, el bien y la prosperidad?

Una de las causas de que la educación y otras ciencias sociales, como la economía o la política, estén sumidas en caos, y falta de progreso, no como la enorme cantidad de tecnología y bienes que viene del sector de las ciencias naturales, una de las causas, es que dedicarte a traer ideas que mejoran la sociedad está excluido de la función de valor. No existe una conexión directa entre traer un bien para la sociedad, como ideas para que funcione bien la economía, o ideas para que funcione bien la educación, y el obtener valor material, es decir, dinero. Y esto es algo que tenemos la misión de resolver. Tenemos que encontrar fórmulas que resuelvan este problema, porque las ciencias sociales están en caos en parte por esta cuestión.

Una idea es la financiación crowdfunding, donde personas particulares pueden libre y voluntariamente por algo, como dar donaciones, de forma que si la persona deja de hacer su trabajo, dejas de pagarle, si no lo hace como quieres, cambias las cosas y ya no te gusta, dejas de pagar por él, dejas de promocionarlo.

Esta maldición cayó sobre Hayek, aunque para él, se reconoció el valor de sus ideas para el final de su vida, cayó sobre su maestro, cuyas ideas iban más lejos y eran más disruptivas, Ludwig von Mises, la misma maldición cayó sobre Ayn Rand, la cual, no se enseña en ninguna universidad, y cayó también sobre Nicola Tesla, todos ellos están empezando a ser más conocidos cada día.

La segunda razón de por qué las ciencias sociales están en caos es por la dificultad-impedimento para llegar a la verdad. En ciencia social, las teorías no pueden ser probadas, como sí sucede en la ciencia natural. En ciencia natural, el científico crea su teoría, y la verifica, haciendo un experimento en la realidad. En ciencia social no puedes hacer eso, porque eso implicaría poner a la sociedad entera de conejillo de indias. Esta característica de las ciencias sociales hace más difícil el camino a la verdad, quizás no más difícil, sino que sea una cuestión de aplicar métodos de investigación efectivos, adaptados a las ciencias sociales, como es por ejemplo, el análisis cuantitativo, la estadística.

¿Por qué establezco que las ciencias sociales están carentes de progreso, qué criterio utilizo? El criterio es comparar las ciencias naturales con las sociales. Hace 150 año no teníamos electricidad, calefacción, bombillas, coches, edificios de calidad, redes de comunicación, wifi, internet, ordenadores, cine, imágenes, todo esto es fruto de las ciencias naturales. En cambio, el arte de vivir bien, el desarrollo personal, los valores, la moral, tener principios, no quebrantarlos, las actitudes, el coaching, la educación que no ha cambiado en 100 años, la economía que hace que exista un tan alto desempleo, las crisis económicas, que tanto mal crean, la política, siendo dirigida por el criterio arbitrario de un político, en vez de basarse en investigaciones, la falta de felicidad, la enorme cantidad de gente afectada por depresión, una filosofía de vida, un sentido de un vida, un propósito, y no una vida carente de sentido. En 150 años, la sociedad ha mejorado muchísimo, en términos de progreso material, pero sobre el progreso ético, moral, en materia de educación, y economía, las cosas no han avanzado mucho. Cuando veamos ciudades con escuelas a las que todo el mundo va feliz y enormemente apasionado, y que aprenda un montón en una llama viva de vida, entonces sabremos que la educación va bien, cuando veamos que tras hacerte unos estudios, eres capaz de encontrar trabajo, y que existe una economía dinámica, diversa, rica, liberalizada, basada en el orden espontáneo del mercado. Cuando todo el mundo tenga trabajo, y no haya gente sin empleo, todo el mundo se sienta realizado, sea feliz, busque su felicidad, se esfuerce en trabajar por lograr las cosas que dan sentido su vida. Cuando veamos un mundo así, sabremos que la ciencia social ha avanzado.

La tercera razón es sobre cómo se trae progreso en materia de ciencia social. En las ciencias naturales, creas tu coche, tu smartphone, lo que sea, lo ofreces, la gente lo ve, lo prueba, ve que funciona, y si le gusta, lo compra. Pero en ciencia social, no puedes mostrarles físicamente el coche o el smartphone, en ciencia social debes convencer a la gente de que el sistema funciona, antes de haberlo probado y verificado que funciona.

¿Qué se necesita para traer mejoras en materia de ciencia social?

La forma en cómo se traen cambios en ciencia social es divulgando las ideas, como hizo Jesucristo, Ghandi, o como cualquier pensador, filósofo, Nietzsche, o cualquier economista que quiera aplicar sus ideas, predicando o escribiendo libros. Por eso, una idea que se me ha ocurrido, es que las escuelas sean centros a los que cualquier persona de cualquier edad pueda acudir para escuchar charlas, al estilo charlas TED, dado que esto es una forma de promover las ideas, y así traer soluciones de bien, progreso, paz y prosperidad para la humanidad.

La cuarta razón, es la complejidad de las ciencias sociales. La entropía nos enseña que los sistemas que se construyen sobre la base de otros, son más complejos que los anteriores.

En ciencia social, psicología, mente, comportamiento, decisiones, existe una cantidad enorme de factores que intervienen en la ecuación, además de que muchos factores son variables, lo que hace más complejo el asunto. Además de la interrelación tan grande que existe entre los factores, muchos factores están interconectados, donde si otros actúan de esa forma yo lo hago de esta, pero si ellos actúan de esa otra forma, yo lo hago de esta. Esto hace más complejo el asunto.

Una característica epistemológica del conocimiento, es que este, no es absoluto si no lo especificas para un tiempo, época, lugar o personas concretas. Cuando las circunstancias que determinan lo que es verdad cambian, la verdad deja de ser verdad. Esto hace que muchas teorías se vuelvan obsoletas, sencillamente porque se basan en supuestos que cambian, como ha pasado ya varias veces en economía. A veces, cambian en unos meses, y otras veces el factor se mantiene constante varios años. Esto hace más difícil el crear teorías que sean universales al tiempo, y lo que la ciencia social requiere es científicos del momento, científicos que crean teorías que valgan hoy. Pero que puede que no valgan mañana.

Una teoría, sistema educativo, o sistema económico, puede ser bueno para este país por su cultura, características y circunstancias que lo caracterizan, pero puede ser malo para otro país. Es una enorme cantidad que factores que hacen que, haya que ser precavido para crear las teorías, y aplicarlas a distintos contextos.

La quinta razón es que en materia de ciencia social todo el mundo da su opinión, pues lo que debemos hacer es esto, pues debemos hacer esto con la educación, pues debemos hacer esto otro con la educación. Todo el mundo da su opinión, y si unos dicen tenemos que ir a Córdoba, y otros dicen, tenemos que ir a Asturias, no puedes llegar a ningún sitio.

Y la sexta, y última razón, de menor importancia, es la naturaleza de los conceptos de la ciencia social de ser abstractos, de no tener nada palpable con lo que trabajar. Los comportamientos, las actitudes, y muchos fenómenos de la ciencia social son cosas abstractas, esto, en contraposición a las ciencias naturales donde tienes las estrellas, los planetas, las células, los ratones para experimentar, esto hace que la ciencias social sea para su investigador una materia más inerte, intangible. Y una de las formas, que el investigador en ciencias sociales, tiene de hacer tangibles sus ideas, es ponerlas por escrito, y trabajar en ellas.

Y el argumento de más peso, es que, dedicarse a las ciencias sociales no da dinero. Una cosa es dedicarte a hacer algo que tiene valor, y otra cosa es dedicarse a algo que da dinero. El dinero es la forma material que adquiere el valor. Lo ideal es que siempre fueran unidas, pero en la práctica, esto no es siempre así. Esta es una de las causas más potentes si no la más potente. 

Las ideas o los libros escritos por Ayn Rand o Ludwig Von Mises son hoy mucho más vendidos que cuando ellos estaban vivos. Estas ventas están generando hoy miles de euros, un dinero que ellos ya no necesitan hoy. Ellos entregaron gran parte de sus vidas a la misión de explorar y desarrollar unas ideas que necesitaban ser explicadas. Gracias a ello el mundo se beneficia por su luz. Las ciencias sociales solo avanzarán de dos maneras, por los espíritus libres que deciden entregar su vida al desarrollo de sus ideas y la explicación de las mismas. Y gracias a aquellos países, empresas y organizaciones que inviertan grandes sumas de dinero para pagar las investigaciones de pensadores que se dediquen a la ciencia social publicando escritos, artículos libros, y también dedicados a la divulgación de dichas ideas.